fbpx

¿Fanpage o perfil personal en Facebook? para mi negocio

Quieres que tu negocio tenga presencia en la red social por conveniencia porque ser el lugar donde prácticamente todo el mundo se conecta a diario.

También los posibles compradores de ese maravilloso servicio o producto que tienes para ofrecer al mundo.

Efectivamente. Te hablamos de Facebook.

Tu primer instinto (como el de la mayoría de los mortales) es el de ir a lo fácil.

Esto es, hacer un perfil personal con el nombre de tu negocio y empezar a enviar peticiones de amistad a diestro y siniestro con la idea de que se te conozca lo más rápido posible.

Está claro que poder tener “miles de amigos” para tu negocio de golpe es maravilloso.

O… quizás no lo sea tanto.

De hecho, es un grave error crear para tu negocio un perfil personal.

Un error demasiado extendido, por cierto. Lo vemos prácticamente a diario en muchos negocios o empresas que utilizan Facebook para promocionar sus servicios y productos.

¿Sabes que existen las fan page?

Sí. Seguro que sí. O, al menos, estoy convencido que las has visto alguna vez.

Son esas páginas en las que no hay petición de amistad de por medio, sino que para recibir sus publicaciones debes pulsar en un botón de “Me gusta”.

Por ejemplo, sin ir demasiado lejos, nuestra página de Facebook.

Ahora es cuando tú nos haces las preguntas del millón.

“¿por qué tienen una fan page en Facebook para su negocio y no un perfil personal? ¿Qué diferencias supone elegir una u otra opción? ¿No es lo mismo una fan page que un perfil personal?”

Precisamente estas son las cuestiones principales que quiero responderte en este artículo.

En qué se diferencian una fan page y un perfil personal

Básicamente, la diferencia principal va implícita en el nombre.

Un perfil personal es precisamente eso: personal.

En sus normas, Facebook establece claramente que este tipo de perfiles son para personas físicas que tienen que facilitar sus datos personales y reales.

Por tanto, no puede ser que un perfil personal se llame “Zapatería Pepito”. Ninguna persona puede llamarse “Zapatería Pepito”.

Además, la relación entre una empresa o un negocio no es una relación de amistad, sino una relación profesional o comercial.

Las personas se hacen amigas de personas, no de empresas.

Es lógico ¿no?

Por ello que no tiene mucho sentido que una empresa pueda enviar una solicitud de amistad a una persona o a varias personas de manera indiscriminada.

De hecho, esto no es legal para Facebook y se puede llegar a considerar como SPAM (con las consecuencias que esto puede tener).

Eso sin contar que un negocio no tiene por qué poder ver  fotos personales de una persona con sus amigos o familiares.

En resumen: las fanpage fueron creadas para fines profesionales o de negocios y es por ello que debes usarlas para este cometido por los motivos  y ventajas que voy a detallarte a continuación.

Razones para tener una fan page en Facebook para tu negocio  y no un perfil personal

Política de Facebook

Si usas un perfil personal para fines profesionales, has de saber que Facebook puede cerrarte el mismo en cualquier momento así como penalizarte con el castigo que el señor Zuckerberg considere oportuno.

Es verdad que puede que Facebook  no se percate de lo que estás haciendo ya que hay muchísimos perfiles y es difícil controlarlos todos.

Pero… ¿de verdad vas a correr el riesgo de que se entere, que te cierre tu perfil, perder todo lo que hayas publicado y que te imponga una penalización?

Visibilidad

Con una fan page conseguirás que cualquier usuario pueda ver tus contenidos sin necesidad de “hacerse amigo” o de esperar a que tengas que aceptar una solicitud de amistad.

Esto es un punto importante y muy a tu favor, ya que conseguirás una mayor visibilidad para tus contenidos.

Incluso podrán ver tus publicaciones gente que no tenga abierto ningún perfil en Facebook.

Como ves, la visibilidad que te ofrece una fan page no la tendrías ni por asomo con un perfil personal en el que la privacidad normalmente es muchísimo más alta y restringida.

Estadísticas

Las fan page te aportan algo fundamental para poder medir tanto los datos de tus publicaciones como lo qué estas haciendo bien o en qué te estás equivocando.

Estamos hablando de las estadísticas de Facebook.

Con esta potente herramienta que nos ofrece esta red social, podemos obtener datos tan interesantes como el alcance, los clics y los “Me Gusta” que ha tenido cada publicación o los horarios en los que tu audiencia está conectada a Facebook para publicar en las horas de mayor tráfico.

No entraremos en muchos más detalles ahora en este apartado ya que pensamos escribir una entrada en el futuro específica para sacarle el máximo partido a las estadísticas que nos ofrece esta red social.

Sólo te diremos por el momento que es algo esencial en mi día a día y que, si aún no las has descubierto, cuando lo hagas te quedarás asombrado de todos los datos de sumo interés que pueden aportarte estas estadísticas.

No hay límite de seguidores

Esto es algo que mucha gente no sabe cuando abre un perfil personal para publicar cosas sobre su negocio.

En un perfil personal, el número de amigos está limitado a 5.000 por perfil.

En otras palabras: no puedes tener más de 5.000 amigos y, por tanto, puedes llegar a un máximo de 5.000 personas con tus publicaciones.

Con una fan page esto no ocurre, ya que no hay límite de seguidores que puedas tener y, si tu negocio crece mucho (que es lo que seguramente tú estás buscando y deseas) o eres una empresa grande con miles o millones de posibles seguidores no encontrarás trabas en este sentido.

Puedes usar Facebook Ads

Un perfil personal nunca te permitirá anunciar tus publicaciones a cambio de un pago para conseguir vender más.

En cambio, con una fan page tenemos la posibilidad de utilizar Facebook Ads (los anuncios de Facebook) para promocionar tú página, tus posts o ese producto que tienes en oferta por tiempo limitado.

Por si esto fuera poco, estos anuncios te permitirán llegar a tus clientes potenciales y público ideal (el que más probablemente esté interesado en lo que tienes qué ofrecerles) gracias a la segmentación que puedes hacer al generarlos.

Posicionamiento

Está comprobado que el posicionamiento de las fan page en los resultados de los motores de búsqueda es muchísimo mejor que el de los perfiles personales.

Por ello, al realizar una fan page obtendrás también mayor visibilidad en este sentido, haciendo que un usuario que te quiera encontrar vía Google pueda conseguirlo más fácilmente.

Puedes generar llamadas a la acción desde Facebook

Es una de las novedades más o menos recientes de las fan page. Y, por supuesto, algo que un perfil personal no tiene.

Desde una página de Facebook, puedes incluir en la cabecera de la misma una llamada a la acción para poder cumplir tus objetivos con mayor facilidad.

Puedes configurar a placer este botón de llamada a la acción con opciones tan variadas como:

  1. Registrarte: para que tus usuarios puedan registrarse o suscribirse a tu web / blog.
  2. Reservar: ideal para negocios que ofrezcan alojamiento como hoteles, hostales, pensiones etc.
  3. Contactarnos: perfecto para enlazar a un formulario de contacto de tu sitio web en el que tus clientes puedan contactarte.
  4. Comprar: poner este botón para que el mismo te dirija directamente a la página de compra de un determinado producto.
  5. Enviar mensaje: parecida a contacto, pero en esta ocasión para que puedan enviarte un mensaje directamente a través de Facebook.
  6. Jugar: te permite facilitar a los usuarios un enlace en el que acceder a un juego.
  7. Ver vídeo: muy útil para enlazar a un vídeo sobre tu empresa, un servicio que ofreces o un producto que vendes.
  8. Usar aplicación: igual que jugar, pero en este caso para llevar a tus usuarios hasta una aplicación o una página para descargar una aplicación.

Como ves, es una función muy interesante para cualquier tipo de negocio.

Por ejemplo, a la empresa Dollar Shave Club, el botón de llamada a la acción le ayudó a potenciar sus acciones de captación de clientes de una manera más que importante en palabras de uno de sus directivos:

Realizamos una prueba de tres semanas de duración; durante ese tiempo, el botón de llamada a la acción “Registrarte” generó una tasa de conversión 2,5 veces mayor que otras ubicaciones comparables en medios sociales dirigidas a incrementar la captación de nuevos usuarios.

Brian Kim, director de captación de Dollar Shave Club.

Uso de aplicaciones

En una fan page tienes la posibilidad de incluir aplicaciones que te permitirán ayudarte a cumplir los objetivos de tu estrategia para esta red social tales como concursos, creación de eventos, notas etc.

Siempre es bueno que sepas que ahí están como otra funcionalidad importante y destacada con respecto a un perfil personal.

Yo ya tengo un perfil personal para mi negocio y no una fan page… ¿qué puedo hacer?

Tranquilo, que casi todo tiene solución.

No hace falta que borres nada ni te hagas una cuenta nueva ni nada por el estilo.

De hecho, migrar desde un perfil personal a una fan page es bastante sencillo.

Lo único que tienes que hacer es hacer clic en este enlace y seguir las instrucciones que te va indicando el propio Facebook.

Eso sí, te hacemos una advertencia que este es un proceso irreversible, así que no hagas pruebas con un perfil que verdaderamente sea personal y no el de un negocio.

Para finalizar…

Como habrás ya podido intuir por todo lo que te hemos contado en este artículo, nuestra recomendación es que no uses un perfil personal para un negocio y sí una fan page.

O si ya tienes un perfil personal para tu negocio, te recomendamos que cambies hoy mismo a una fan page.

Primero porque estarás haciendo lo que debes hacer legalmente (recuerda la política de Facebook del punto 1).

Y segundo porque te ayudará a cumplir los objetivos que te hayas propuesto conseguir con tu presencia en esta red social de una manera mucho más sencilla debido a la multitud de opciones que te ofrece.

Y tú… ¿ya tienes una fan page y has comprobado por ti mismo sus ventajas o sigues con un perfil personal para tu negocio?

Cuéntanos tu experiencia dejándome un comentario un poco más abajo y seguimos hablando.

Deja un comentario